Club Sin Siliconas,  Curly Girl,  Ingredientes Naturales,  Productos

Cómo elegir los mejores productos capilares para tu cabello

No me cansaré de decir que cada cabello es un mundo, y que los productos que le van bien a unos, no tienen porqué irle bien a otros.

Al final siempre se trata de un proceso de ensayo y error, para ir evaluando qué es lo que mejor funciona en tu pelo. Nunca sabrás si un producto te va bien hasta que no lo pruebes.

Aún así, hay algunos factores que pueden darte pistas de antemano, para ayudarte a comprar acertando a la primera.

Ingredientes conflictivos: Coco, glicerina y aloe vera.

¿Cómo que el coco, la glicerina o el aloe vera son ingredientes malos para el cabello?

Calma, no es así exactamente.
En general, son ingredientes muy frecuentes en productos de cosmética capilar por los múltiples beneficios que ofrecen.

Pero no es así en todo tipo de cabello, y estos ingredientes con frecuencia son «sospechosos» de provocar algunos efectos indeseados.

En el caso del coco y del aloe vera, ese efecto indeseable más frecuente se conoce como «flash drying», y es un resecamiento exagerado de la hebra capilar.
Si notas que tu pelo está especialmente seco desde que has incorporado un nuevo producto que contenga uno de esos dos ingredientes en su composición, es posible que a tu pelo no le guste el coco y/o el aloe vera.

El efecto adverso que produce la glicerina es otro, aunque igualmente temido: el encrespamiento.
La glicerina es un ingrediente con propiedades humectantes, que en principio favorece una correcta hidratación del cabello y por consiguiente una reducción del encrespamiento. Pero no siempre es así, a veces produce exactamente el efecto contrario, ya que al «atraer» la humedad del ambiente, potencia el frizz o encrespamiento.
Es más, es probable que un producto con glicerina te funcione bien en verano y mal en invierno, y es que no sólo depende del tipo del cabello, sino también de la humedad ambiental.

La recomendación es que cuando introduzcas nuevos productos a tu rutina, seas consciente si en su INCI figuran estos ingredientes para que puedas identificar el problema si aprecias alguno de estos cambios en tu cabello.

Productos pesados

Se entiende por productos pesados aquellos que aportan peso al cabello.
Esto no siempre es malo, y a muchos tipos de cabellos (los más gruesos y secos) les suele ir genial.
Pero si tu cabello es fino y con poco volumen, es posible que notes sensación de apelmazamiento y mayor falta de volumen.

¿Cómo identificar este tipo de productos? Pues en general se caracterizan porque su fórmula es especialmente densa y espesa.

Productos de fijación: textura y densidad

Si eres una Curly Girl, posiblemente estás al tanto de la gran cantidad de tipo de productos para definir y fijar el rizo: geles, mousses, cremas de peinado…

Esto tiene una razón de ser, y es que a cada tipo de cabello le va bien un tipo de fijación.
Por norma general, los cabellos finos y poco rizados, obtienen mejores resultados con productos de fijación ligeros como las mousses y espumas.
Para cabellos gruesos o muy rizados, se recomiendan más los geles. Eso sí, ten en cuenta que los hay más o menos densos, y eso puede marcar la diferencia en el estilizado del cabello.

INCIS sucios: Acumulación de producto

Si estás leyendo esto es porque probablemente ya hace tiempo que cuidas que los productos que pones en tu cabeza sean libres de sulfatos y siliconas. También es posible que evites los parabenos o los aceites minerales.
Y haces bien (¿qué voy a decirte yo que llevo años haciéndolo?).

Pero la realidad es que hay otros ingredientes que, sin ser tan perjudiciales, también entrañan ciertos problemas.
El más habitual es acumulación de producto, y suele suceder con los que se conoce como «INCIS sucios». Estos INCIS son más habituales en productos low cost, y es que, para poder ofrecer un producto a precio muy reducido, deben, necesariamente, reducir los costes en ingredientes.

Los síntomas de la acumulación de producto son pelo opaco o permanente con aspecto sucio, descamación o picor del cuero cabelludo, entre otros. ¿Y la solución? Clarificar.
Si crees que puedes estar teniendo este problema te recomiendo que leas este post: Todo lo que debes saber sobre clarificar el cabello.

Exceso de proteína

No a todos los cabellos les gusta la proteína. Así que debes tener precaución con los productos altos en proteína si tienes los siguientes síntomas: pelo pajizo, duro, seco y quebradizo.
No sólo debes evitar los productos altos en proteína, sino que además, debes centrar tus esfuerzos en hidratar tu cabello en profundidad para equilibrarlo.
Todo lo que necesitas saber para tener un cabello equilibrado: Hidratar, nutrir y reparar el cabello.

 

Espero que estos consejos te sirvan para identificar mejor cuáles son los productos que mejor le van a tu tipo de cabello… ¡y acertar a la primera!

 


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.