Tintes

Todo sobre la henna para el teñir el cabello

 

La henna es una planta procedente de Oriente Medio que desde la antigüedad se ha utilizado para teñir piel y cabello.

Es un producto totalmente natural que da color y fortalece el cabello, adheriéndose a la cutícula del mismo.
¿El resultado? Un cabello fuerte, brillante y un color muy natural.

Cuando hablamos de henna, es habitual que se nos venga a la mente las cajitas en distintos tonos con preparados en polvo que venden en muchas parafarmacias y herboristerías para teñir el pelo.

Efectivamente, la henna es una planta llamada Lawsonia Inermis que, triturada, lleva tiñendo cabelleras desde tiempos ancestrales.

El error es pensar que esta planta puede teñir el cabello de diferentes colores. Las cajitas de henna de las que os hablaba antes, en realidad, son el resultado de diferentes plantas trituradas (combinadas con henna) para lograr conseguir diferentes tonos.

henna

 

Las más habituales son:

Henna, o Lawsonia Inermis. Esta planta siempre va a aportar un tono cobrizo o rojo de distinta intensidad (dependiendo del tono de partida).

Henna neutra o Cassia Obovata. Esta planta tiene las mismas propiedades beneficiosas para la henna: fortalece y da brillo al cabello. Sin embargo, no tiñe. Se utiliza, en combinación con la henna para rebajar el tono rojizo de la henna y conseguir tonos más cobrizos.

Indigo, o  Indigofera Tinctoria. También fortalece y aporta brillo a la fibra capilar. Se utiliza, en combinación con la henna para conseguir los tonos marrones y más oscuros. Tiene una potente cobertura para las canas.

 

Mitos sobre la henna:

 

– La henna no cubre las canas. Efectivamente el color resultante tras la aplicación de la henna siempre depende del color de partida, por lo que las canas quedan en un tono diferente al resto del cabello, provocando un efecto «mechas».

– La henna siempre queda naranja. Esto es totalmente falso. Como comentaba en el punto anterior, el color resultante dependerá del tono de partida y de la combinación de hierbas de la mezcla que vayas a utilizar.

– No puedes aplicarte la henna sobre un tinte. Lo que está desaconsejado es aplicar henna sobre un cabello muy estropeado porque la henna interacciona con las moléculas químicas y esto puede afectar tanto al color como a la estructura del cabello. Si utilizas un tinte ecológico y sin amoníaco, puedes aplicarte henna sin problema. Ante la duda, siempre será mejor que contactes y consultes un especialista.

 

Inconvenientes de la henna:

 

– Nunca podrás aclarar tu cabello con henna. Con este tipo de coloración, sólo puedes matizar tu color natural u oscurecerlo.

– El color resultante no es imprevisible, pero sí depende, como ya hemos dicho, del tono de partida. Es necesario tener algo de conocimiento e informarse sobre cómo se matizará tu cabello con cada mezcla.

– La henna seca ligeramente el cabello. Puedes notar que tu cabello se seca un poco cuando aplicas la henna. Se soluciona añadiendo unas gotas de algún aceite nutritivo y/o aplicando una buena cantidad de mascarilla al aclarar la mezcla.

– El proceso de aplicación es algo engorroso y debes aplicarlo durante un mínimo 1 hora y media o 2. Consulta cómo preparar y aplicar la henna.
Otra opción es recurrir a los barros profesionales (¿qué son los barros para teñir el pelo?)que se aplican en peluquerías y salones de belleza, cuya composición es muy parecida a las hennas tradicionales.

Ventajas de la henna:

– Aporta una coloración de efecto muy natural.

– Espectacular brillo y fortalecimiento del cabello. Muy recomendable para cabellos finos.

– No crea «efecto raíz». Por un extraño motivo, a medida que va creciendo el pelo, notarás que tu tono natural se funde suavemente con el de las aplicaciones anteriores de henna, por lo que es poco «esclava» en lo que respecta al mantenimiento.

– Efectos muy beneficiosos en el cuero cabelludo, especialmente de la henna neutra o cassia obovata, perfecta para prevenir y tratar la caída del cabello.

– Es muy económica.

 

¿Dónde comprar henna?

 

A la hora de comprar henna, es fundamental que te asegures de que entre sus ingredientes sólo hay plantas naturales. Huye de mezclas que contengan químicos o metales.

Es fácil encontrar en parafarmacias y herboristerías marcas como Radhe Syam. También disponible en Amazon.

Otras marcas seguras son Khadi o Henna Morena.

Otra opción es comprar las plantas trituradas por separado y hacer tú misma tu propia mezcla.

En este post, te hablo sobre la Henna Gloss y cómo puede beneficiarte de este tratamiento intensivo a base de henna.


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *