Tintes

Cómo preparar y aplicar la henna

 

Ya os he hablado de las ventajas de teñirse el pelo con henna.

Entre uno de los inconvenientes, mencionaba que la aplicación de la misma puede ser un poco engorrosa, pero con conocimiento y práctica podemos llegar a hacerlo con mucha soltura.

 

Preparar la mezcla

Para preparar la mezcla, en principio, sólo necesitas un cuenco, agua caliente y una cuchara, espátula o herramienta con la que remover (como con cualquier tinte, lo mejor es evitar instrumentos metálicos, por precaución).

Pones el polvo en el cuenco y vas agregando agua mientras remueves, intentando que no queden grumos.
El agua se añade a chorritos, poco a poco para controlar la cantidad. La mezcla debe quedar con una textura de chocolate a la taza espeso.

Es habitual añadir a la mezcla otros ingredientes naturales (aceites, infusiones, limón) para potenciar los resultados. Por ejemplo, en lugar de agua, puedes preparar la mezcla con alguna infusión de hierbas para beneficiarte de las propiedades de la misma.
De hecho, existen algunas infusiones que potencian por sí mismas la coloración de las canas. Puedes consultar aquí las mejores infusiones para tu cabello.

 

Cómo aplicar la henna

Aplicar la henna es muy sencillo y las precauciones que has de tomar son, sobretodo, para no teñir nada que no sea tu pelo.

Si lo deseas, puedes cubrir las superficies o el suelo del lugar donde la vayas a aplicar con papel de periódico para protegerlo.
Puedes ponerte una camiseta vieja para asegurarte de no estropear tu ropa por accidente.
También es recomendable el uso de guantes, aunque puedes aplicar la henna con las manos o con una brochita para tintes (lo que te resulte más cómodo).

Puedes proteger la piel de la frente, orejas y/o cuello con vaselina o algún aceite natural (coco, manteca de karité) para evitar que la piel se tiña.

Hecho todo esto, puedes proceder a aplicar la henna, separando el cabello por capas, de raíces a puntas.
También se puede, como con cualquier otro tinte, aplicar solamente en las raíces para hacer retoques.

Sobretodo si te lo vas a hacer tú misma, es aconsejable separar el pelo en secciones para que te resulte más fácil.

Una vez distribuida la mezcla por todo el cabello, utiliza plástico film o un gorro de plástico para envolver la cabeza.
Deja actuar la mezcla por un mínimo de 60 minutos.

Aclara con abundante agua y lava el cabello con normalidad.

Os dejo un vídeo de Henna Morena en el que podéis ver el proceso de aplicación:

 

Si eres de las que piensa que «do it yourself» no está hecho para ti y prefieres ponerte en manos de un profesional para aplicarte tu tinte vegetal, es posible que los barros para teñir el cabello, ya disponibles en varias marcas y salones de belleza y pelquería, sean la mejor opción para ti.


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.