Caspa,  Productos

Los 3 mejores champús anticaspa de farmacia

 

 

La caspa, dermatitis o descamación, es uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta nuestro cuero cabelludo.

No sólo se trata de un problema estético, si no que además puede causar muchas molestias, picor e irritación.

Existen muchos champús naturales anticaspa para combatir la dermatitis, pero si el problema persiste, animo a utilizar otros champús anticaspa que personalmente me han ayudado a tratar este problema en los peores brotes.

Bionatar

Este champú me lo recomendó mi dermatólogo.
Entre sus ingredientes, están:
Sodium Shale Oil Sulfonate que actúa como tensioactivo suave.
Icitol Pale que regula la producción de sebo.
Aceite de Incha inchi, un potente antiinflamatorio que ayuda también a mantener el balance lipídico de la piel.
Extracto de Sauce blanco, que aporta brillo al cabello.
Ácido glicólico, que ayuda a que el pelo esté suave y fácil de peinar.

Este champú ha funcionado de maravilla para mantener bajo control mi problema de dermatitis seborreica. Eso si, no esperéis un champú de olor maravilloso y textura cremosa y estupenda.

Se trata de un champú anticaspa de consistencia bastante líquida y olor medicamentoso, pero que, sin lugar a dudas, cumple su cometido y es un eficaz anticaspa. Y no tiene siliconas.

Dercos de Vichy

Conocí este champú anticaspa hace muchos años, recomendado por una farmacéutica.
La verdad es que funciona muy bien para combatir la caspa (tan sólo hay que ver la cantidad de opiniones positivas que acumula en Amazon), tiene una textura y olor mucho más agradables que otros champús anticaspa que he probado.
¿Su principal inconveniente? Tiene siliconas entre sus ingredientes (dimethicone).

 

Ketoconazol Cinfa 2%

Este champú anticaspa, es un botecito diminuto de 100 ml.
Comencé a usarlo por recomendación de mi dermatólogo.
No tiene siliconas, y el principio activo es el ketoconazol.
Está indicado para el tratamiento de la dermatitis seborreica, la pytiriasis capitis, y la pytiriasis versicolor.

 

Utilizo con frecuencia cualquiera de estos tres champús, obteniendo buenos resultados con todos ellos.
Suelo utilizarlos con otros champús (mi preferencia son champús sin sulfatos ni siliconas, priorizando los ingredientes naturales) del siguiente modo:
– En primer lugar, hago un primer lavado con el champú de mi elección.
– Tras aclarar, aplicó el champú anticaspa y dejo actuar durante unos minutos (aprovecho este rato para enjabonarme el cuerpo, etc).
– Aclaro el champú anticaspa y continuo con mi rutina de lavado de cabello (acondicionador, mascarilla, etc).

Respecto a la frecuencia de uso… va en función de lo rebelde que esté mi dermatitis en ese momento (depende de la época).
A modo de mantenimiento, cuando no tengo picores y la caspa está controlada, aplico champú anticaspa una vez a la semana. En períodos más conflictivos, puedo llegar a utilizarlos cada vez que me lavo el cabello.


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *