GRANITOS EN LOS BRAZOS: QUERATOSIS PILARIS

Fotografía Queratosis Pilaris

La queratosis pilaris es una afección cutánea común que se caracteriza por pequeños bultos ásperos en la piel, especialmente en los brazos, muslos, glúteos y mejillas.
Estos bultos pueden parecerse a pequeños granitos o a la piel de gallina, y aunque no son perjudiciales, pueden causar molestias estéticas y emocionales.

¿Qué es la Queratosis Pilaris?

La queratosis pilaris es una afección cutánea benigna que se produce cuando el exceso de queratina obstruye los folículos pilosos, creando bultos pequeños y ásperos en la piel.

Causas Queratosis Pilaris

Esta acumulación de queratina puede provocar una apariencia similar a los granitos o la piel de gallina, especialmente en áreas como los brazos, donde la queratosis pilaris es más común.

¿En que zonas del cuerpo puedes tener Queratosis Pilaris?

Con diferencia, la zona del cuerpo en la que se manifiesta con mayor frecuencia es en la parte posterior del brazo.

No obstante, las personas que sufren queratosis pilaris, tienen mayores probabilidades de que acusen la aparición de esta piel de gallina en otras áreas del cuerpo. Las más frecuentes son:

  • Parte posterior de los muslos
  • Glúteos
  • Mejillas

Las causas de la queratosis pilaris en estas áreas son las mismas que en los brazos y el tratamiento a aplicar, también sería el mismo.

Causas de la Queratosis Pilaris

La queratosis pilaris se produce cuando los folículos pilosos se obstruyen con queratina, una proteína que se encuentra naturalmente en la piel. Esto puede ser el resultado de una variedad de factores, incluyendo:

  • Predisposición Genética: Y es que tal y como dice la sabiduría popular, «lo que se hereda no se compra».
  • Piel Seca: La piel seca tiende a producir más queratina, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar queratosis pilaris.
  • Clima Frío y Seco: Es probable que ya hayas notado que tu queratosis pilaris empeora durante el invierno.
  • Cambios Hormonales: Los cambios hormonales, como los que ocurren durante la pubertad o el embarazo, pueden desencadenar o empeorar la queratosis pilaris.

Tratamiento de la Queratosis Pilaris con productos recomendados (Ceravè)

Traigo malas noticias: no existe una cura definitiva para la queratosis pilaris.

No obstante, sí que hay varias estrategias de tratamiento que pueden ayudar a mejorar su apariencia y reducir los síntomas asociados.

No hay nada más eficaz para mejorar el aspecto de esa piel de gallina en tus brazos que exfoliar e hidratar la piel de forma regular.

Sólo son dos pasos (exfoliar e hidratar) pero te sorprenderán los resultados si eres constante.
Utilizar los productos cosméticos adecuados también puede ayudarte a obtener los mejores resultados.

1. Exfoliación Regular

La exfoliación regular con un exfoliante suave puede ayudar a eliminar el exceso de queratina y desatascar los folículos pilosos.

Puedes utilizar un exfoliante mecánico, como este de Oblepikha – Natura Siberica que suaviza e hidrata mucho la piel:

 

O un exfoliante químico, como el Ácido Glicólico de The Ordinary que es muy eficaz y cómodo en su aplicación:

Tipos de exfoliantes

2. Hidratación

Mantener la piel bien hidratada ayuda a reducir la sequedad y la acumulación de queratina, por lo que es fundamental para mejorar el aspecto de estos molestos bultitos.

Usa lociones o cremas hidratantes ricas en ingredientes emolientes como la glicerina, el aceite de coco o la manteca de karité.

El Body Milk Q10 Reafirmante de Nivea para pieles secas está enriquecido con aceite de argán, es muy económica y te puede hacer un muy buen apaño:

Review Body Milk Q10 Reafirmante de Nivea

O si quieres ir a por todas y no te importa invertir un poco más, te recomiendo sin duda la Crema Antirugosidades de Ceravè, que contiene urea, ácido salicílico y ácido hialurónico y está específicamente formulada para combatir este tipo de problemas:

 

Créeme que el aspecto de tu Queratosis Pilaris mejorará inmediatamente tras una sola sesión de exfoliación + hidratación… pero si eres constante, verás que obtienes unos resultados espectaculares y conseguirás que prácticamente desaparezca por completo.

Te recomiendo que exfolies las zonas del cuerpo afectadas 2-3 veces por semana hasta que notes que tu piel se alisa. Entonces, podrás espaciar un poco las exfoliaciones pero sin descuidarte demasiado, o tu queratosis pilaris reaparecerá.

 

En resumen, la queratosis pilaris es una afección cutánea común que puede causar molestias estéticas y emocionales, especialmente en los brazos y otras áreas visibles del cuerpo.

Aunque no hay una cura definitiva, exfoliando e hidratando de forma  queratosis pilaris.
Si estás luchando contra esta afección y no obtienes resultados positivos con el tratamiento que te propongo, habla con un dermatólogo para obtener recomendaciones personalizadas y encontrar el mejor plan de tratamiento para ti.

 

Quizás también te interese:

Review Exfoliante The Ritual of Ayurveda de Rituals

Todo sobre la exfoliación de la piel


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *