Club Sin Siliconas,  Productos

15 ideas de regalos capilares para melenas.. y barbas

 

Llega esa época del año en la que nos gusta hacer felices a aquellas personas que nos rodean, y no contentos con regalar amor, buscamos objetos con los que obsequiar a nuestros seres queridos.

Es más que probable que tengas una hermana, amiga o compañera de trabajo que disfrute cuidando su cabello y se preocupe por la calidad de los productos que utiliza.
También cabe la posibilidad de que no sea el caso, así que quizás esta puede ser una fantástica oportunidad para que este apasionante mundo le abra a nuevas experiencias y sensaciones capilares.

Sea cual sea el caso, regalar productos de cuidado personal siempre es una opción práctica y más que resultona.

A continuación te propongo ideas de regalo perfecto, dependiendo del perfil del destinatario:

La repeinada

Siempre va perfecta.
No sabe lo que es el encrespamiento, y para ella, el moño, nunca es una opción.
Es probable que ya tenga en su haber planchas, tenacillas o todo tipo de herramientas de peinado, pero considera que, como cualquier colección, siempre es mejorable.

Bromas aparte, con frecuencia necesitamos renovar el secador de pelo.
Planchas y tenacillas son un imprescindible para muchas, y los cepillos alisadores un invento novedoso práctico y perfecto para los retoques del día a día.
Y cuando estamos hablando de un Curly… ¿qué no daría por tener el difusor Bellissima?

No dejes de echar un vistazo a la review de los secadores de pelo Bamba de Cecotec.

 

La conjuntada

Nunca saldría de casa sin conjuntar los zapatos con el bolso. Y es lógico que le guste que el aroma de su champú vaya en consonancia con el del acondicionador y la mascarilla… ¿a quién no?

La resolutiva

Le gusta tener todo bajo control, y ama las cosas que son prácticas y funcionales.
Para ella, pueden ser perfectos los turbantes de microfibra y gorros de satén que evitan el encrespamiento, los cepillos para desenredar los nudos más rebeldes,

 

El barbudo

Ya se le quiere con la barba descuidada… ¡imagínate si la tuviese reluciente como dios vikingo!

 

 

Espero haber servido de ayuda. ¿Ya sabéis que vais a regalar?

 


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.